Personas que ejercían como enlaces externos de las y los presos

En 2012, las personas que formaban el EPPK (Euskal Preso Politikoen Koletiboa) tomaron parte en un debate sumamente trascendente, con el fin de impulsar el camino emprendido por la Izquierda Abertzale en favor de las vías políticas y democráticas.

Una vez concluido dicho debate interno, EPPK quiso dar cuenta de sus conclusiones a los agentes políticos, sociales y sindicales vascos, para poder contrastar su opinión y recibir sus aportaciones.

Las personas que forman parte del EPPK padecen la dispersión y otras formulas de aislamiento, por lo que no podían reunirse directamente con los mencionados agentes políticos, sociales y sindicales. Por tanto, mediante una nota pública, EPPK solicitó que personas que habían trabajado en el ámbito de la defensa de las personas presas, hiciesen de puente respecto a los agentes de la sociedad vasca.

La labor de dichos mediadores pasaba por trasladar de forma directa, sin otros filtros, intoxicaciones o manipulaciones, las reflexiones o decisiones de EPPK a los agentes políticos, sociales y sindicales. Muchas de esas personas, incluyendo a las imputadas, realizaron una comparecencia pública en junio de 2012 para anunciar que respondían positivamente al emplazamiento realizado anteriormente por EPPK.

 

Dossier de prensa